No toques mi auto

Una de las cosas que más quieren los hombres (además de las mujeres) son sus autos. Los cuidan, los protegen y los limpian como si fuesen parte de su propio cuerpo. Se preocupan tanto por su auto que cuando alguien les pone la mano encima se enojan y reaccionan.

En este video vemos un comercial que muestra esa situación, donde un hombre en bicicleta aprovecha cada semaforo para descansar apoyado en un auto. Esta situación cansa al dueño del auto hasta que se toma revancha.

Video Publicitario de Kia Motors

Este video publicitario es impresionante. Si bien todas las publicidades intentan innovar en sus productos, me parece que esto nunca se había hecho. En realidad si se han visto videos publicitarios de este tipo con personas, pero hacerlo con autos y con tanta sincronización merece la pena resaltarlo. Sorprendente el efecto que logran con los autos.